¡Cascajo político!

Hermosillo, Sonora a julio 11 de 2022
Mi Carta de Hoy…
Remite: Alejandro Islas Galarza
¡Cascajo político!
¡Hola, lector! ¿Qué por qué abandonan el barco tricolor Natalia Rivera y Ernesto de Lucas?, es una pregunta que tirios y troyanos se hacen en los solitarios y oscuros pasillos del vetusto edificio del PRI Sonora y en otros también, espacios desde donde surgen respuestas de todo tipo y calibre; lo cierto es que y cualquiera que sea esta, serán nada más nada menos que «cascajo político».
Así de simple, así de sencillo.
Empeñados como están, en que se hable de sus virtudes discursivas histrinocicas a lo largo de 30 años de «militar» en el Partido Revolucionario Institucional.
Intentan abandonar esa trinchera política que utilizaron solo para satisfacer sus deseos personales, sin que nadie los descalifique, denoste o difame.
Y que se exalten sus «virtudes» en el difícil y complicado arte de hacer política.
¿Qué tanto afectará al PRI la salida de Natalia y Ernesto?
Poco o nada si por la víspera se sacan cuentas.
Y es que pocos han hecho eco de esa «difícil» decisión de Natalia y Ernesto.
Los priistas, los han ignorado olímpicamente.
Ni que decir de la opinión pública.
Hoy más que nunca alejada de la cotidianidad de esos temas.
Luego entonces, a quién o quiénes, pretenden convencer de que su salida del PRI, es por diferencias en la toma de decisiones con la dirigencia nacional.
¿Desde cuando se dieron cuenta de que tienen dignidad política?
De todos es bien sabido que las decisiones dentro del PRI, las toman los grupos de poder político y económico.
¡Las cúpulas!
Y que ellos, en su calidad de peones del ajedrez político, solo han sabido obedecer.
Que digan Natalia y Ernesto.
¿Cuándo se opusieron a las decisiones de Manlio Fabio Beltrones Rivera, de Claudia Pavlovich?
¡Nunca!
Como leales corderos, hicieron lo propio.
Luego entonces ¿por que se desgarran las vestiduras?
Que se vayan y punto.
No que va, se trata de hacer ruido y mucho.
Aun en su estrepitosa caída de su carrera política, intentan seguir siendo protagonistas.
¡Que afán!.
Ah, por cierto, hago la pertinente aclaración.
Oficialmente Natalia y Ernesto, no han anunciado que abandonan el barco tricolor.
Son rumores, son rumores…
Lo peor que puede pasar en este «enroque» que harán con Movimiento Ciudadano.
Será el «agandalle» que hagan de posiciones político electorales.
¿La militancia de Movimiento Ciudadano, permitirán que los tránsfugas, los desplacen de posiciones que por derecho les corresponde?
¿Y la convicción ideológica?
Digo, si es que la hay.
Pero esa es otra historia.
Mientras tanto, la fracción parlamentaria del PRI en el Congreso del Estado, perderá a dos de sus cuatro integrantes.
Se especula, incluso de que las diputadas Ely Sallard y Karina Zárate, podrían igual, dejar se ser priistas.
En ese supuesto, la fracción parlamentaria del PRI desaparecería del Congreso del Estado.
¡Y sus prerrogativas también!
La pregunta obligada es, luego entonces…
¿Tendrá el PRI capacidad para superar esta crisis?
Onésimo Aguilera Burrola, dirigente estatal del PRI, tiene el reto de impedir que ese protagonismo de dos de sus militantes, les afecte más allá de sus propia estructura interna.
Por cierto…
¿Natalia, mantendrá vigente, la lista de apoyos económicos que ofrece mensualmente?.
Mi Carta de Hoy Dir. Villa del Lago No 48 Col Las Villas tel 2.54.44.98
e-mail papaitoson@yahoo.es
radiomanzana77@gmail.com
www.micartadehoy.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.