|
.......... Bienvenidos a Mi Carta de Hoy..........Radio Manzana presenta nueva Programacion , siganos en la 98.1 FM..........MI Carta de Hoy tendra presencia en las redes sociales, siganos en Facebook y Twiter.
Las favoritas del Sr. Presidente: miles de millones en contratos sin licitación, para 10 empresas
Ale | | politico
,(26/11/2018)

■ Amigos cercanos del Presidente, herederos de centenarios negocios o personajes fantasmagóricos

Por Linaloe R. Flores

SinEmbargo

octubre 30, 2018

12:05am

23 Comentarios

SECCIÓNunidad de datos

 
 

Amigos cercanos del Presidente, herederos de centenarios negocios o personajes fantasmagóricos, algunos empresarios mexicanos se cubrieron con el gran manto de la Adjudicación Directa, uno de los signos del sexenio de Enrique Peña Nieto. Una muestra de diez casos, localizada en la profundidad del mar de los millones de ventas del Gobierno, da fe de esa danza de contratos y dinero sin que medie la competencia.

Según la consulta en Compranet y el Portal de Obligaciones y Transparencia, este procedimiento –el menos transparente de los tres permitidos por la Ley para adquirir bienes y servicios– creció de 94 mil 154 contratos en 2012 a 125 mil 162 en 2016. Así, el 71 por ciento de los contratos –según el IMCO–, fue otorgado de esta manera que volvió a las dependencias federales y organismos autónomos clientes cautivos y seguros.

Por ejemplo, cuando el Papa Francisco pisó suelo mexicano, la empresa Actidea de Eduardo Gama Pizarro no diseñó ninguna estrategia para convencer que era la mejor para la organización de la visita y recibió 30 millones de pesos por ello. Tampoco lo hicieron Kimberly Clark de Claudio X. González Laporte o Pinsa de Eduvigildo Carranza para venderle papel higiénico y atún a Diconsa. Y cuando en 2014, la popularidad del Presidente se vino abajo, nadie compitió para hacer un centro cibernético en Los Pinos porque el contrato por 128 millones de pesos lo tuvo Productos de Consumo O’mega, una empresa cuya directiva no es pública.

 

VER MÁS

Las concesiones mineras con EPN las monopolizaron 4 favoritos: Baillères, Ancira, Larrea y Slim

Ciudad de México, 30 de octubre (SinEmbargo).– Hubo un tiempo, en México, en que la designación del candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia de la República corría a cargo del propio Presidente de la República. Luego, el aspirante ganaba la elección de manera abrumadora. A esa práctica se le llamó “dedazo” porque bastaba que el Jefe del Ejecutivo federal señalara al elegido para sucederlo en el poder.

En el Gobierno de Enrique Peña Nieto esa usanza continuó con mucho éxito. Y no fue precisamente en lo político –el candidato José Antonio Meade Kuribreña perdió en las elecciones del pasado 1 de julio y llevó al partido a la tercera posición como fuerza política–, pero sí en las ventas del Gobierno. La administración que expira otorgó el 71 por ciento de los contratos mediante Adjudicación Directa, el procedimiento menos transparente de los tres que permite la Ley de Adquisiciones y Arrendamientos y Servicios del Sector Público (LAASSP) y que implica una asignación del Gobierno en automático, según el estudio “El Sistema Mexicano de Contrataciones Públicas” del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

¿Cómo eran esos empresarios beneficiados? Amigos cercanos, herederos en segunda o tercera generación o personajes misteriosos a quienes jamás se les vio la cara en los eventos protocolarios del Presidente, ni en ningún otro lugar. La Unidad de Datos de SinEmbargo tomó una muestra de diez casos que ejemplifican el beneficio de la Adjudicación Directa en el sexenio que está por concluir. Son historias de cómo, el Gobierno firmó contratos con compradores únicos por servicios necesarios como la organización de eventos como El Grito de Independencia o la visita del Papa, los abarrotes para Diconsa o los seguros de vida de los funcionarios.

 
 
 
 

 

VER MÁS

Dudas por corrupción y ajustes liquidaron 7 obras de EPN; hay 21 “por iniciar” a 34 días de su adiós

Pequeños, medianos o grandes, incluso con malas notas de las calificadoras o serias crisis, el Gobierno les dio los contratos sin obligarlos a la menor competencia. En lo político, un signo de Enrique Peña Nieto fue la lealtad con viejos amigos a los que designó en puestos clave de la Administración, en lo empresarial también. Una consulta en el portal Compranet da cuenta que el número de contratos otorgados mediante Adjudicación Directa crecía conforme transcurría el Gobierno. Mientras que en 2012 -el año en que EPN se puso la banda presidencial- se otorgaron 94 mil 154 contratos, en 2014 esa cifra fue de 108 mil 503. En 2016, fue de 125 mil 162. En cuanto a los montos, de 101 millones de pesos en 2012 se pasó a 151 mil 346 millones en 2014, y a 138 mil 120 millones en 2016.

Con ello, el panorama cambió y los rostros de los ganadores fueron otros. Una de las conclusiones del estudio del IMCO fue que durante la Administración de Felipe Calderón, había cien empresas con el 43 por ciento adjudicado de manera directa y para 2016 –el tercer año de EPN–, sólo tenían 20 por ciento. En cambio, las empresas con más contratos de 2016 pasaron de tener el 16 por ciento del monto total en 2012 al 51 por ciento. Un incremento de 218 por ciento. Además, 73 entidades que no figuraban al concluir en 2012, tenían el 32 por ciento a la mitad del sexenio.

El panorama anterior no coincide con las tendencias internacionales que marcan que la Adjudicación Directa debe ser excepcional y no predominante. Para el índice del IMCO, el porcentaje que completó el Gobierno que concluirá el próximo 30 de noviembre es tan grande que entraña el terrible riesgo de la corrupción y abre las puertas para un nuevo marco jurídico en las ventas del Gobierno.

 

***

LAS EMPRESAS

1.- Pescados Industrializados (Pinsa)

 

Giro: Atún.

Empresario: Eduvigildo Carranza.

Contratos: 1,693.

Monto: 455 millones 522 mil 400 pesos con 42 centavos.

Relación con EPN: En tres ocasiones, el Presidente pasó sus vacaciones en el complejo turístico Estrella del Mar, propiedad del empresario. Ambos declararon ahí que son amigos y permitieron que se les retratara juntos. El resort se encuentra en la Isla de la Piedra en Mazatlán, Sinaloa; cuenta con un campo de golf profesional de 18 hoyos diseñado por Robert Trent Jones Jr. arquitecto reconocido en el mundo, 5.6 kilómetros de playa virgen, un spa, cancha de tenis y 68 habitaciones. Para jugar golf se les unió el Gobernador del estado, Quirino Ordaz.

En 2017, Eduvigildo Carranza recibió el Premio Nacional Agroalimentario. Se lo entregó el propio Presidente en la 33 Asamblea General Ordinaria del Consejo Nacional Agropecuario. Pinsa, con sus marcas Atún Dolores, Mazatún y El Dorado, genera más de cuatro mil empleos. Casi todo el atún que compró Diconsa, lo vendió esta empresa sinaloense que hace unas década era pequeña.

En la imagen, Eduvigildo Carranza recibe el Premio Nacional Agroalimentario de manos de Enrique Peña Nieto. El Jefe del Ejecutivo federal ha pasado vacaciones en el complejo turístico Estrella del Mar, situado en la Isla de la Piedra en Mazatlán y que es propiedad del empresario sinaloense. Foto: Presidencia de la República

2.- Actidea

Giro:  Eventos.

Empresario: Eduardo Gama Pizarro.

Contratos: 150.

Monto: 500 millones de pesos.

Relación con EPN: Jamás apareció en público ni hizo alarde del crecimiento exponencial de su empresa. No se tomó fotos al lado del Presidente, ni aceptó entrevistas en las que contara sobre su estrategia empresarial. ¿Alguna foto? No hay ninguna que ilustre su historia de éxito. Mientras mantenía este bajo perfil, su empresa se convirtió en la reina de los festejos y actos públicos del Gobierno federal. De hecho, en la dominante. Fue la que, por 30 millones de pesos, organizó la recepción del Papa Francisco a México en febrero de 2016. También estuvo a cargo de El Grito de Independencia de 2013 a 2015 en el Zócalo capitalino. Ese evento le dejó por tres años 55 millones 556 mil pesos.

No sólo recibió contratos del Gobierno para organizar eventos. También un perdón. Dejó de pagar 167 mil 958 pesos por una multa al Sistema de Administración Tributaria (SAT), entidad a la que también le organizó eventos a los que asistió el entonces Secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso.

Actidea organizó decenas de eventos en el sexenio de Enrique Peña Nieto en diversos escenarios: Palacio Nacional, el Zócalo capitalino y la recepción del Papa Francisco a México, entre muchos otros, por lo que sumó 150 contratos con valor de 500 millones de pesos. Foto: Actidea

3.- Grupo Herdez

Giro: Alimentos enlatados.

Empresarios: Enrique Hernández Pons y Héctor Hernández Pons.

Contratos: 2,090.

Monto: 208.4 millones de pesos.

Relación con EPN: En el preámbulo de las votaciones del pasado 1 de julio, Héctor Hernández Pons Torres le envió una carta a sus empleados en la que les pedía tomar las medidas necesarias para “amortiguar un posible deterioro a su patrimonio” ante el eventual triunfo de Andrés Manuel López Obrador, del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Les dijo: “En estos 104 años que tiene Grupo Herdez de existir, hemos pasado por muchas situaciones adversas y de alguna u otra forma hemos salido adelante, aunque no sin sufrir daño económico que nos limitara la posibilidad de crecer y generar más bienestar”.

Herdez es la líder en México del sector de alimentos procesados y tiene un siglo de operaciones. Empresa familiar, su dirección y gestión ha pasado de generación en generación. La de Héctor Hernández Pons Torres es la tercera. Ha promovido de manera pública su respaldo a los Gobiernos emanados del Partido Revolucionario Institucional, pero no se llevó mal con los dos que surgieron del Partido Acción Nacional.

Héctor Hernández Pons es presidente de Grupo Herdez, además es presidente de la Cámara Nacional de Conservas Alimenticias, Consejero Regional de Banamex y de Nafin, presidente del Capítulo de la CdMx del Business Alliance for Secure Commerce y miembro del Consejo de Papalote Museo del Niño. Foto: Especial

4.- Grupo Televisa

Giro: Contenidos televisivos y editoriales.

Empresario: Emilio Azcárraga Jean.

Contratos: 260.

Monto: 6,036 millones de pesos.

Relación con EPN: Un signo del Gobierno que concluirá el próximo noviembre fue el gasto en publicidad oficial que ascendió a 40 mil millones de pesos. Televisa fue la más beneficiada. Sólo en 2016, el presupuesto de anuncios oficiales fue de 10 mil 699 millones de pesos y Televisa recibió dos mil 600 millones de pesos.

Desde que fue Gobernador del Estado de México, Peña Nieto conformó un binomio con Televisa. En 2010, se casó con Angélica Rivera Hurtado, actriz de esta casa productora. La unión fue televisada con la misma producción de un final feliz de telenovela. Pero los años trajeron más drama que felicidad. En su segundo año en la Presidencia de la República, a Peña Nieto le fue descubierta la posesión de una mansión en Las Lomas de Chapultepec en la Ciudad de México concedida por Juan Armando Hinojosa Cantú, contratista millonario del Gobierno. Fue Rivera Hurtado quien apareció para explicar que ella era la dueña. En su alocución, en un video publicado en su página oficial, indicó que se hizo de la propiedad con el sueldo que percibió por más de veinte años en Televisa. Pero su discurso resultó increíble y la popularidad del Gobierno se fue en declive.

A la par, la empresa también vio el precipicio. 2016 cerró como el año menos rentable de la compañía en una década, según el reporte ante la Bolsa Mexicana de Valores. A partir de entonces, se cancelaron contratos lucrativos, se desecharon programas emblemáticos y se le retiraron los contratos de exclusividad a actores. Todo ello, los especialistas lo explicaron por la competencia que impuso Netflix y YouTube y el fracaso en el gusto del público del género de la telenovela. El 26 de octubre de 2017, Emilio Azcárraga Jean –el heredero en tercera generación– renunció a la Dirección General y se quedó como presidente del Consejo de Administración del consorcio. Una de sus últimas declaraciones [septiembre] fue que el recorte a la publicidad oficial, anunciada por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, no afectará a Televisa.

Emilio Azcárraga Jean y Enrique Peña Nieto tienen una vieja amistad. La imagen corrresponde al 27 de noviembre de 2007, cuando el actual Presidente de México era aún Gobernador del Edomex, durante la inauguración del Centro de Rehabilitación Infantil Teletón en Neza. Foto: Isaac Esquivel, Cuartoscuro

5.- Expectras y Propiedades inmobiliarias de México (Grupo Homex)

Giro: Construcción.

Empresario: Eustaquio Tomás de Nicolás Gutiérrez.

Contratos: 17.

Monto: 272.18 millones de pesos.

Relación con EPN: El empresario compartió casa con Enrique Peña Nieto cuando los dos estudiaban en la Universidad Panamericana. En 1989, constituyó en Culiacán, Sinaloa, a Homex, un consorcio con varias divisiones en la construcción y comercialización de viviendas. Desde 2005, De Nicolás es miembro del Consejo de Administración de la Bolsa Mexicana de Valores y fue presidente y vicepresidente regional de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi).

La firma empezó a arrastrar deudas desde 2010. Se enfrascó en litigios, expropiaciones de predios y reclamos millonarios de adeudos. Una de sus medidas fue reducir al mínimo su personal, lo que le ocasionó demandas laborales. En 2013, la empresa adquirió más problemas por una emisión de bonos por 11 mil 869 millones de pesos y enfrentó demandas de grupos bancarios como Barclays y Credit Suisse, tras incumplir con los pagos de garantías.

En 2016, la Comisión de Valores de Estados Unidos le abrió una investigación en su contra por presunto fraude. Durante el peñanietismo y pese a la crisis de la empresa, el grupo recibió 272 millones de pesos por Adjudicación Directa.

Eustaquio Tomás de Nicolás Gutiérrez es el presidente del Consejo de Desarrolladora Homex. La empresa fue fundada en Culiacán, Sinaloa en 1989, y se enfocó, primero, al desarrollo de áreas comerciales y, luego, al diseño, comercialización y construcción de vivienda de interés social y media. Foto: Homex

6.- Sixsigma Networks

Giro: Tecnología.

Empresaria: María Asunción Aramburuzabala.

Contratos: 53.

Monto: 6,933 millones de pesos.

Relación con EPN: Heredera del empresario español Félix Aramburuzabala, quien en conjunto con Pablo Díez, fundara en 1925 la cervecería Modelo, esta mujer –nacida el 2 de mayo de 1963 en la Ciudad de México y Licencia en Contaduría Pública en el Instituto Tecnológico autónomo de México (ITAM)– se convirtió en la más adinerada de México, según la revista Expansión. Pese a que su empresa de tecnología no obtuvo buenas calificaciones en los años peñanietistas, el Gobierno federal se mantuvo como su principal cliente de software. Incluso, tuvo el contrato para expedir la Clave Única de Identidad, compromiso que el Presidente hizo bajo el Pacto por México y que repitió cuando se generó la crisis de Ayotzinapa en el decálogo en el que reasumió el Estado de Derecho en 2014. Pero no lo cumplió. La clave no estuvo lista y el proyecto fue abandonado.

La empresa es dueña de la marca KIO que brinda servicios de tecnología en México, Panamá, Guatemala, República Dominicana y España. En 2015, la calificadora Standard and Poor’s (S&P) evaluó sus bonos como “basura”, lo que no impidió que el Gobierno mexicano continuara como su cliente.

En la imagen, el Presidente Peña y María Asunción Aramburuzabala el 9 de julio de 2015, día en que el Consejo Mexicano de Negocios anunció inversiones en México por 33 mil millones de dólares, equivalentes a más de 520 mil millones de pesos para ese año. Foto: Presidencia de la República

7.- Grupo Nacional Provincial y Grupo Profuturo GNP

Giro: Seguros.

Empresario: Alberto Bailléres.

Contratos: 77.

Monto: 580.61 millones de pesos.

Relación con EPN: Según la lista de Forbes es el tercer hombre más rico del país. Es hijo de Raúl Bailléres, quien fundó el Instituto Tecnológico Autónomo de México de donde egresaron hombres que fueron piezas clave en el Gobierno peñanietista como José Antonio Meade, Luis Videgaray Caso y Virgilio Andrade Martínez. Emblema de los negocios en México, ha mantenido relaciones cordiales con los Gobiernos en turno. El de EPN no fue la excepción. Durante el sexenio de Felipe Calderón, la fortuna de la familia Baillères pasó de 2.8 mil millones a 16.5 mil millones de dólares, según el cálculo de Forbes. La clave de este crecimiento: las acciones de Peñoles en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que se apreciaron 450 por ciento. Pero este relumbrón se disipó debido a la estrepitosa caída del oro y la plata en el mundo. Durante el peñanietismo, Alberto Bailléres se concentró en la diversificación de su consorcio, Grupo BAL del que se desprende la aseguradora GNP que le vendió 580 millones de pesos 511 mil pesos por Adjudicación Directa al Gobierno mexicano para los seguros de vida de los funcionarios públicos.

El empresario Alberto Baillères González y el Presidente Peña Nieto en una imagen del 2 de noviembre de 2016, durante la ceremonia conmemorativa del 70º Aniversario del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Foto: Presidencia de la República

8.- Estudios Azteca

Giro: Televisión.

Empresario: Ricardo Salinas Pliego.

Contratos: 290.

Monto: 4,164 millones de pesos.

Relación con EPN: La televisora fue una de las beneficiarias de la publicidad oficial en la que este Gobierno gastó de manera indiscriminada. Como Televisa, la casa de Salinas Pliego también le sirvió de escaparate para su principal característica: la empatía con el público televidente. En 2017, en la celebración de 15 años del Banco Azteca, realizado en Campo Marte, le hizo un reconocimiento al dueño de Azteca, muy en su estilo. Peña Nieto dijo: “Lo digo con respeto a Ricardo Salinas. Hablando de que el progreso se construye a través de los inconformes, yo tendría que inconformarme con tal afirmación, porque debería decir que el progreso efectivamente es de aquellos que están en la actitud de ser innovadores, de tener proyecto, de tener visión, no sólo de ser inconformes”.

En 2013, el Gobierno de Peña Nieto lanzó el programa “Ponte al Corriente” que otorgó facilidades a deudores de impuestos. Pero más que aumentar la recaudación, sirvió para otorgar perdones a empresarios acaudalados. A Salinas Pliego le fueron condonados 13 millones 280 mil pesos a su filial Azteca Novelas por los impuestos de 2015.

Ricardo Salinas Pliego y Enrique Peña Nieto –al centro en la imagen–, durante el evento conmemorativo a los 15 años de Banco Azteca –propiedad de Salinas Pliego–, que se celebró en el Campo Marte de la Ciudad de México. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro

9.- Productos de Consumo O’mega

Giro: Tecnología.

Empresario: No es público. La dirige Juan Carlos Ordóñez Rojas.

Contratos: Cuatro.

Monto: más de 200 millones de pesos.

Relación con EPN: No se trata de una empresa fantasma, pero su directiva no es pública. Aun con esa falta de transparencia, el Presidente le otorgó un contrato por 128 millones de pesos sin mediar licitación para que construyera un centro de datos en la casa oficial de Los Pinos, en 2014, el año en que la aceptación de su gestión se derrumbó. El dinero para dicho proyecto cibernético equivale al monto destinado por el Gobierno Federal y el de Puebla a los Bancos de Alimentos de ese estado, un programa que fue parte de la Cruzada Nacional contra el Hambre que ese mismo año se puso en marcha en ciertos municipios del país para amainar la pobreza extrema.

Pero la parte técnica del contrato fue puesto bajo reserva hasta 2026. Ese año, Enrique Peña Nieto tendrá ocho años de haber dejado la residencia oficial de Los Pinos, su edad será de 60 años y la tragedia de Ayotzinapa que descarriló su Gobierno tendrá 12 años de haber ocurrido. La revelación de que poseía una mansión en las Lomas de Chapultepec, el affair conocido como “casa blanca, cumplirá 12 años. Y habrá pasado un año de que Andrés Manuel López Obrador haya dejado la Presidencia.

10.- Kimberly Clark

Giro: Papel.

Empresario: Claudio X. González Laporte.

Contratos: 2,360.

Monto: 296.11 millones de pesos.

Relación con EPN: La familia de Claudio X González Laporte ha mantenido de manera pública inclinación hacia los Gobiernos tanto del PRI como del PAN. El consorcio que formó tiene 93 años de operaciones con productos de consumo personal como toallas femeninas, pañales, servilletas, papel higiénico, jabón y toallitas húmedas.

En este sexenio, los abarrotes no comestibles de la compañía no faltaron en las tiendas de la Distribuidora Conasupo (Diconsa), parte de la Secretaría de Desarrollo Social. Las más de dos mil adjudicaciones a Kimberly-Clark se dieron cuando Héctor Eduardo Velasco Monroy, hoy Diputado federal por el PRI por Atlacomulco, Estado de México, fue Director de Diconsa. Lo que más le vendió Kimberly Clark fue papel higiénico, servilletas, toallas y pañales.

En octubre de este año, el Presidente de la República le entregó el galardón al Mérito Centenario CONCAMIN a González Laporte.

 
Documento sin título